Actividades para fomentar la estimulación temprana entre los 3 y los 6 años

= =
Actividades para fomentar la estimulación temprana entre los 3 y los 6 años.

El desarrollo de los niños es diferente en cada caso y no todos lo hacen a la misma vez, pero podemos fomentar un ambiente con estímulos que ayuden a su aprendizaje. Es importante que cada estímulo sea acorde a su edad. Con la estimulación temprana se favorecen conexiones neuronales y se consolidan y se reorganizan las funciones cerebrales. Hay que ejercitar todas las áreas y ambos hemisferios cerebrales para que se produzca una buena conexión entre ellos.

ACTIVIDADES PARA NIÑOS ENTRE 3 Y 4 AÑOS.

Con estas actividades podemos ofrecer a los más peques la oportunidad de poner en práctica y aprovechar los periodos sensibles de cada etapa.

  • A nivel sensorial podemos trabajar con las siguientes actividades:
    • Taparles los ojos y que reconozcan un alimento al saborearlo.
    • Mirar objetos con una lupa.
    • Jugar con el agua a flotar.
  • Motriz:
    • Meter formas en el espacio correspondiente.
    • Caminar de lado, hacia atrás o de puntillas.
    • Coger objetos con una pinza y pasarlos de un recipiente a otro.
  • Cognitivo:
    • Separar objetos por tamaños.
    • Aprender las partes del cuerpo.
    • Empezar a contar.
  • Lenguaje: es importante conversar mucho con ellos para ampliar su vocabulario y su pronunciación.
    • Practicar a través de juegos.
    • Hacer preguntas.
    • Aprender los colores básicos.
  • Socio- afectivo:
    • Bailar
    • Jugar a juegos de imitación y de cambio de rol.
    • Jugar con otros niños.
ACTIVIDADES PARA NIÑOS ENTRE 5 Y 6 AÑOS
  • Sensorial:
    • Diferenciar colores o texturas.
  • Motriz:
    • Copiar letras.
    • Hacer equilibrio sobre una tabla.
    • Colorear sin salirse.
  • Cognitivo:
    • Buscar objetos y saber si están en la habitación o no.
    • Completar un laberinto simple.
    • Aprender los días de la semana.
  • Lenguaje:
    • Conversar por teléfono.
    • Relatar experiencias diarias.
    • Preguntar el significado de palabras nuevas.
  • Socio-afectivo:
    • Poner la mesa.
    • Hacer actividades en grupo y mantener conversaciones.
    • Animar a expresar sus emociones.
Son edades de una gran plasticidad cerebral donde los niveles de motivación por experimentar y aprender están muy presentes. Si fomentamos un ambiente adecuado para el desarrollo en cada una de estas áreas favoreceremos la potencialidad de sus capacidades. En muchas ocasiones se olvidan las áreas socio-afectivas y de creatividad lo cual es de vital importancia para el desarrollo integral de la persona.

Port Relacionados