¿Qué es la espasticidad?

Muchas veces en la práctica clínica hablamos sobre la espasticidad, ya que se presenta en una gran cantidad de patologías de origen neurológico. Podemos decir que aumenta, que disminuye, que está más acentuada en un miembro que en otro, etc. Pero, ¿qué es la espasticidad?

La espasticidad es un trastorno motor causado por una lesión en el sistema nervioso central, que se manifiesta mediante un aumento del tono muscular; por tanto, constituye un fenómeno complejo. El tono muscular es la contracción muscular parcial, continua y pasiva de los músculos; esto quiere decir que aunque estemos en reposo sin ejecutar ningún movimiento, existe una contracción muscular que nos ayuda a mantener la postura.

Cuando un músculo o grupo muscular se ve sometido a un sobreestiramiento brusco, se activa el reflejo de estiramiento para evitar posibles lesiones, produciéndose una contracción de dicho músculo. Cuando una persona presenta espasticidad, este reflejo está a aumentado, por lo que una elongación pequeña del músculo provocará la activación de dicho reflejo y, por lo tanto, el aumento del tono muscular. Todo ello puede ocasionar, cuando se mantiene en el tiempo, posturas características en brazos y piernas, que van a disminuir la movilidad voluntaria de la persona.

La espasticidad puede manifestarse en múltiples afecciones de origen neurológico, entre las que se encuentran:

  • Parálisis cerebral y otras patologías neurológicas infantiles, así como en enfermedades raras.
  • Patología del SNC sobrevenida, tales como la que se producen tras un ictus o traumatismo craneoencefálico, o como secuela de una lesión medular.
  • Patologías neurodegenerativas, entre las que se encuentra la esclerosis multiple.
  • Otras enfermedades que se manifiestan durante su evolución con alteraciones en el Sistema Nervioso (fenilcitonuria, anoxia cerebral, etc.).

En el Centro Neurológico Neuraxis estamos especializados en terapias para el tratamiento de patologías de origen neurológico. En este sentido, tanto la Fisioterapia y la Logopedia Neurológicas como la Terapia Ocupacional pueden ayudar a minimizar la incidencia de la espasticidad sobre la calidad de vida de la persona que la padece, en muchos casos trabajando conjuntamente desde las tres disciplinas.

 

Port Relacionados