LLAMA Y PIDE CITA: 881 939 195

Posicionamiento en silla de ruedas

Una persona que utiliza una silla de ruedas es posible que pase muchas horas sentada en ella a lo largo del día, por lo que resulta imprescindible que el posicionamiento en la misma sea adecuado ¿Por qué?

Porque de esta manera se promueve la calidad de vida y favorece el desempeño de las actividades de la vida diaria. Además de cosas tan importantes como la prevención de úlceras por presión, su comodidad y favorecer que se pueda autopropulsar y ser independiente en los desplazamientos, entre otras.

La valoración del paciente es la primera etapa de un proceso donde se prescriben elementos de apoyo para asegurar una postura adecuada (cojines de asiento, respaldos, apoyos en espuma…). En función de las necesidades que se han identificado, se elegirán para cada persona aquellos que favorezcan una adecuada sedestación y alineación del tronco, fomentando así la actividad de las extremidades superiores.

Para poder optar a un buen posicionamiento hay que tener en cuenta diversos aspectos:

  • El ancho y la profundidad del asiento: Este debe favorecer la distribución homogénea del peso corporal en los glúteos para no causar rozaduras ni puntos de presión. Además, debe promover una posición neutra de pelvis, siendo la base para la correcta alineación del tronco y cabeza, lo que se traduce en una óptima funcionalidad a nivel de las extremidades superiores.
  • Largo y ancho del respaldo: El respaldo alto se utiliza en personas con escaso control de tronco y uno más bajo para aquellas que presenten mayor control para una mayor funcionalidad.  Asimismo, uno que se prolonga hacia los laterales ayuda a sujetar el tronco en el caso en el que haya hipotonía.
  • Altura de los reposapiés: Debe de haber un ángulo de 90º tanto en las rodillas como en los tobillos. Esto es importante ya que, si está demasiado alto o bajo, se ejercerá demasiada presión en los glúteos.
  • Altura de los reposabrazos: Es importante que los codos queden apoyados en flexión de 90º, fomentando una adecuada posición y descanso de los hombros y columna cervical. Asimismo, estos deberán de estar a la misma altura para promover la alineación del tronco y evitar que el usuario de la silla se apoye únicamente en uno.
  • Reposacabezas: Se pueden ajustar en altura, ancho y profundidad para adaptarlo a la postura de la cabeza. De esta manera, conseguiremos una mayor comodidad y que la mirada se encuentre en un plano horizontal, además de una mayor funcionalidad en su día a día.

La combinación personalizada de todos estos elementos va a proporcionar a la persona, como ya hemos nombrado anteriormente, mayor comodidad y funcionalidad desde su silla de ruedas, promoviendo su calidad de vida e interacción con el entorno.

La silla de ruedas forma parte del usuario y una toma de medidas correcta determinará su grado de independencia. Es por eso que es necesario que el profesional oportuno considere las necesidades individuales de cada caso.

EN NEURAXIS CONTAMOS CON UN EQUIPO DE TERAPEUTAS OCUPACIONALES Y FISIOTERAPEUTAS QUE PUEDEN AYUDARTE A ADAPTAR TU SILLA PARA QUE SEA ¡TU MEJOR ALIADA EN EL DÍA A DÍA!