LLAMA Y PIDE CITA: 881 939 195

La importancia de las rutinas en personas con TEA

En primer lugar es importante saber qué es el TEA y las repercusiones que esto conlleva. El TEA es un trastorno del neurodesarrollo que afecta de manera directa al desarrollo de la comunicación, la conducta y la socialización. Como su propio nombre indica, es un espectro. Esto significa que no todas las personas con TEA tienen las mismas capacidades, sino que estas forman un gran abanico, que tendrán repercusiones o no en el desempeño de actividades de la vida diaria, las cuales se pueden abordar de diferentes maneras . Algunos ejemplos van desde el vestido, la alimentación o el aseo hasta la interacción con los iguales.  En este caso las rutinas son muy importantes en su día a día, ¿sabrías el porqué?

Según la Real Academia Española (RAE) una rutina es una “costumbre o hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y de manera más o menos automática”. Al adquirir este hábito, permite a los niños/as saber lo que va a suceder, reduciendo así situaciones de ansiedad y de inquietud por el “qué va a suceder” que puedan interferir en el desarrollo óptimo de una actividad. No solo se utilizan rutinas para anticipar actividades, sino también para organizar la secuencia de una actividad. Por ejemplo, cuando nos lavamos los dientes: primero quitamos la tapa de la pasta de dientes, ponemos la pasta en el cepillo, cepillamos los dientes de arriba, luego los de abajo y, por último, enjuagamos la boca. A nosotros/as nos resulta sencillo organizarnos y realizar esta secuencia de manera automática, sin embargo, los niños/as con TEA necesitan de un orden para poder realizar una actividad con éxito.

Por otro lado, las personas pertenecientes al espectro tienen una manera de comportarse, interactuar, comunicarse y aprender diferente. Es por ello que, ante situaciones que se salen de su día a día, les resulta difícil adaptarse a ellas y responder de manera adecuada. Pero, ¿pasa algo si tienen que enfrentarse a actividades fuera de la rutina? NO.

De la misma manera que anticipamos la secuencia a seguir para la realización de una actividad, se pueden anticipar también actividades que se salgan de su zona de confort. De esta forma, si es necesario, se pueden adaptar a ella antes de que ocurra, secuenciando la nueva actividad o entrenándola. En Internet nos podemos encontrar con diversos recursos para poder secuenciar tareas concretas o actividades que se van a hacer en un día o a lo largo de la semana. Un ejemplo que os traemos son las herramientas online de ARASAAC, donde podemos crear nuestros propios juegos y generar horarios, calendarios o tableros donde secuenciaremos nuestra actividad.

Fuente: ARASAAC

Los horarios se pueden personalizar para cada niño/a en particular, tanto en las franjas horarias y los días de la semana, como los pictogramas o imágenes que se quieran insertar. Es una herramienta intuitiva de utilizar que puede facilitar el desempeño de vuestros hijos/as en su día a día, en el cole y en casa.

Si tu hijo/a presenta dificultades para adaptarse a los cambios de planes o a nuevas rutinas o queréis más información sobre las rutinas y su instauración, ¡¡no dudes en contactar con nosotras, nuestras área de Terapia Ocupacional estará encantada de ayudaros!!