LLAMA Y PIDE CITA: 881 939 195

Electroestimulación y parálisis facial

Las técnicas de neurorehabilitación avanzan con los tiempos, la investigación y el afán por mejorar el tratamiento de los pacientes en las diferentes áreas de rehabilitación (fisioterapia, logopedia, terapia ocupacional…), aportando una clara mejoría en los tratamientos y, como consecuencia, en el resultado final.

Puesto que en Neuraxis nos gusta apostar por el crecimiento y la innovación, desde hace unos meses el área de Logopedia utilizamos la electroestimulación transcutánea con algunos de nuestros pacientes: una técnica no invasiva que permite aplicar impulsos eléctricos sobre la musculatura, para así estimularla de manera sensorial y/o motora a través de electrodos.

Los últimos estudios evidencian que dicha técnica ayuda en el proceso de rehabilitación del tratamiento logopédico en diferentes patologías: parálisis facial, disfagia, disartrias, disfonías… Aunque teniendo siempre presente que el uso de dicha herramienta puede verse limitado, por ejemplo, en pacientes con problemas de epilepsia o problemas cardiacos.

PARÁLISIS DE BELL

En nuestro caso, la electroestimulación se comenzó a aplicar en pacientes con parálisis facial, tras la realización de una valoración previa.

El logopeda deberá realizar una valoración exhaustiva de todos los aspectos que pueden encontrarse alterados en esta patología: ya sea por la afectación de las estructuras inervadas por el nervio facial, o por un trastorno de las funciones que estas estructuras realizan (comunicación y/o deglución). Ello nos permite conocer si es un posible candidato a la electroestimulación y los parámetros que tendremos que definir en el dispositivo para comenzar a aplicarla.

Por último, es importante recordar que la electroestimulación nunca es un proceso único; sino que se engloba en un tratamiento rehabilitador que, junto con otras técnicas, le permiten al paciente alcanzar el mayor grado de recuperación posible.