LLAMA Y PIDE CITA: 881 939 195

Accesorios para la silla de ruedas

Hace un tiempo en nuestro blog os hablábamos del posicionamiento en sillas de rueda. En la entrada del blog de este semana os queremos hablar de los distintos accesorios que existen en el mercado para que la silla de ruedas se adapte a las características y necesidades de la persona. Os dejamos algunos que pudieran ser de vuestro interés:

  • Cojines:
    • Cojín de gel o viscoelástico: Este cojín está indicado para personas que no poseen úlceras por presión. Su función es prevenirlas.Es esencial para proteger la piel y conseguir la máxima comodidad.
    • Cojín de aire: Estos, por el contrario, se utilizan en personas que ya cuentan con alguna escara o tienen un alto grado de aparición. Cuentan con celdas de aire alternante, lo que consigue un alivio de las presiones y, además de prevenir la aparición de escaras, también trata las que ya padezca el usuario.
    • Cojín moldeado o anatómico: Este  es una complemento que permite lograr una correcta postura de la espalda y una estabilidad total en cualquier desplazamiento
  • Cinturones:
    • Cinturón abdominal: este elemento sujeta el tronco a la zona trasera de la silla para evitar resbalamientos, indicado para personas con control de tronco.
    • Cinturón abdominal con sujeción perineal: además del tronco, este también sujeta la zona cintura. Esto se traduce en una reducción de cualquier movimiento brusco.
    • Chaleco postural o arnés torácico: indicado para personas que no posean control de tronco, además, si no se tiene estabilidad pélvica, se puede colocar una cincha hasta al respaldo para que la persona no se resbale.Su función es evitar cualquier deslizamiento o caída.
  • Respaldo:
    • De tela: Está indicado para usuarios con buen control de tronco.
    • Acolchado: Para usuarios con mal control de tronco, espasticidad o deformidad. Es contorneado para mantener la forma anatómica de la columna con apoyo lumbar para evitar deslizamientos y retroversión pélvica.Se puede reclinar por necesidades posturales hasta 100º-110º.
    • Reclinable: Este ofrece un mayor campo visual, por lo cual permite acomodar al usuario con recorrido articular limitado en cadera.
  • Reposabrazos:
    • Tipo escritorio: Reposabrazos corto que permite a la persona acercarse a la mesa. Por lo tanto, este tipo de reposabrazos es más funcional. 
    • Largo y ancho: Ofrece apoyo completo de extremidades con contorno ergonómico. Indicado para personas con poca movilidad en los miembros superiores.
    • Anatómico: Posiciona las manos con patrón espástico en una posición
  • Reposacabezas: Se utiliza en sillas de ruedas con chasis basculante o con reclinación. Está separado del respaldo de la silla y puede poseer apoyos laterales (orejas) para recoger la cabeza en caso de que la persona no posea control cefálico.
  • Soportes laterales de tronco: Indicado para personas que presenten mal control postural.
  • Taco ABD: Indicado para personas que presenten espasticidad en miembros inferiores. Se utiliza para controlar los grados de abducción-aducción de cadera, incidiendo de esta manera en la posición de la pelvis.

En definitiva, ya sea una silla de ruedas manual, una eléctrica o una de posicionamiento, la postura que adopte la persona cuando se encuentre en ella va a ser un factor que va a determinar su calidad de vida, independencia y bienestar. Por eso, resulta fundamental que un experto realice la prescripción de accesorios, así como el ajuste de los mismos.

En Neuraxis contamos con un equipo de terapeutas ocupacionales y fisioterapeutas que pueden ayudarte a adaptar tu silla para que sea tu mejor aliada en el día a día!