Un ejemplo de superación ante el párkinson


La Enfermedad de Parkinson es una patología de origen neurológico muy común en nuestra sociedad. Todos conocemos a alguien que la tenga (un familiar, amigo o conocido) y hemos visto sus síntomas: temblor, bradicinesia (lentitud en el movimiento), bloqueos… Ante el diagnóstico de una enfermedad como ésta, el paciente se encuentra en una situación que no puede controlar y sabe que irá progresando en mayor o menor medida.

En cualquier tipo de patología la actitud del paciente y de su entorno es muy importante; más si cabe en alteraciones neurodegenerativas. No va a hacer que la enfermedad desaparezca, pero sí puede hacerla más llevadera y a evitar que progrese con la misma velocidad que si tenemos una actitud negativa y pasiva.

Mostrar una mentalidad positiva y una actitud activa ante las situaciones que se nos presentan en la vida, afrontándolas aún cuando no eran lo que esperábamos, nos va a ayudar en situaciones de enfermedad y nos va a permitir seguir realizando actividades y tareas que son significativas y, por tanto, fundamentales para ser felices. Con el tratamiento, bien sea de Fisioterapia, Logopedia o Terapia Ocupacional, ayudamos a mejorar aspectos tan importantes como la postura, la movilidad en el desempeño de las tareas cotidianas o la comunicación con los demás y la participación en actos sociales… Pero parte esencial del trabajo es la actitud que toma la persona. A continuación os mostramos un ejemplo que hemos visto hace poco en un programa de televisión, y que creemos que ilustra perfectamente esta actitud de superación ante el párkinson.

Port Relacionados