Terapia ocupacional

La terapia ocupacional es una parte fundamental en el proceso de recuperación de un paciente.

En Neuraxis trabajamos en la mejora de la motricidad, el lenguaje y el aprendizaje como parte integral de nuestros servicios, orientados específicamente a los trastornos de origen neurológico.

La terapia ocupacional se encarga de conseguir la máxima independencia posible en las actividades que realizamos en el día a día como vestirse, comer, disfrutar de nuestras  aficiones o realizar las tareas domésticas.

Las principales funciones del terapeuta ocupacional son:

  • Rehabilitación funcional de miembro superior
  • Entrenamiento en las actividades cotidianas
  • Modificación de las actividades para lograr realizarlas de forma independiente
  • Asesoramiento en productos de apoyo (silla de ruedas, sistemas de acceso al ordenador, etc.)
  • Asesoramiento sobre adaptación del domicilio.

Para detectar las necesidades de tratamiento de cada paciente, el terapeuta ocupacional realizará una valoración inicial. Para la evaluación se utilizan una serie de escalas y entrevistas que permiten detectar en qué áreas es prioritario trabajar y establecer los objetivos principales de tratamiento.

Las valoraciones van encaminadas a observar destrezas motoras (amplitud de movimiento, fuerza, coordinación, resistencia), habilidades para llevar a cabo las actividades de la vida diaria (comer, ir al baño, vestirse, cocinar, etc.), la accesibilidad del hogar y la revisión de los productos de apoyo. En el caso de los niños, puede realizarse también una revisión del entorno escolar y las habilidades que lleva a cabo en el mismo.

Una vez establecidos los objetivos, la intervención se centrará en la recuperación de las habilidades motoras y de manipulación,  y en el entrenamiento en actividades de la vida diaria a través de ejercicios específicos, que posteriormente se aplicarán a las actividades propiamente dichas. En algunas ocasiones, se asesora y se entrena el uso de productos que facilitarán realizar estas actividades de una forma independiente.

A lo largo del proceso, se repiten las evaluaciones con el objetivo de visualizar los avances y plantear nuevos objetivos en caso de ser necesario.

La filosofía de la terapia ocupacional es que cualquier persona tiene derecho a participar, de una u otra manera, en su vida diaria y en las actividades que son importantes para ella, y lucha para que esto sea posible.