TERAPIA ESPEJO Y SU APLICACIÓN EN LA NEURORREHABILITACIÓN.

= =

Terapia espejo y su aplicación en la neurorrehabilitación.

Hoy hablaremos de la Terapia de Espejo. Muchos habréis oído o incluso ver referencias de ella en series médicas, sobre todo en casos de amputaciones. Pues bien, vamos a aclarar en qué consiste y en qué casos podemos aplicarla.

Sus bases neurofisiológicas son muy semejantes a las de la Imageniería Motora; es decir las neuronas espejo. Semanas atrás hemos explicado qué es y de qué trata esta terapia.

Para poder desarrollarla, necesitaremos un espejo con unas medidas concretas. Se colocará la mano menos afecta (a la que coloquialmente se le denomina mano sana) delante del espejo y la mano o el miembro afecto detrás. El paciente deberá concentrarse en mirar únicamente al espejo y seguir las indicaciones del terapeuta. Con dicho procedimiento se pretende “engañar” al cerebro, haciéndole creer que el miembro que ve es su miembro afecto y que se mueve de manera correcta, antes de que se produjese la lesión.

Es decir si un paciente no tiene suficiente movimiento en la mano izquierda para coger el tenedor, colocará su mano derecha delante del espejo y la izquierda, detrás, bien apoyada en la mesa. El terapeuta empezará a pasarle diferentes texturas y objetos de diferentes temperaturas por la mano derecha, al mismo tiempo que el paciente está mirando al espejo. Posteriormente, el profesional comenzará a pedirle movimientos muy sencillos, por ejemplo que levante la mano derecha y vuelva a apoyarla en la mesa o que abra y cierre el puño… La tercera fase serán actividades simultáneas con ambas manos; ahora el paciente deberá intentar hacer el mismo gesto o ejercicio tanto con la mano afecta y sana. Esta terapia tiene una duración aproximada de unos 15-30 min. Y se requiere un feedback constante de las sensaciones que va percibiendo el paciente durante la sesión. Es posible y muy curioso de observar, que durante el desarrollo de la segunda fase observemos como la mano afecta realiza perfectamente el movimiento que está realizando con la mano derecha y que en situaciones normales, la mano izquierda no es capaz de realizar.

¿CUÁNDO SE APLICA?

Siempre debemos de hacer una valoración exhaustiva de la persona y sus déficits. Ya que es posible que por la patología que presente sea susceptible de participar en esta terapia pero a nivel atencional no tenga las capacidades suficientes.

CASOS EN LOS QUE SE APLICA

Amputaciones Lesiones del Sistema Nervioso Periférico
Ictus Dolor
Lesiones traumáticas

Esta terapia se aplica con el objetivo principal de conseguir movimiento en aquellos pacientes que no tienen o que este es mínimo, en cambio si queremos mejorar las habilidades manipulativas se tiende a utilizar otro tipo de técnicas como pueden ser la terapia de observación-acción.

Desde nuestra experiencia os podemos decir que siempre que planteamos este tipo de tratamiento, la primera reacción de los pacientes es de escepticismo. Pero os podemos asegurar, y la evidencia científica así lo avala, que tiene grandes resultados. La función motora y sensitiva una vez aplicada la terapia de espejo mejora significativamente, percibiendo el mismo paciente dichos cambios; en la mayoría de ocasiones.

Por último cabe destacar que no se puede utilizar la terapia de espejo como única forma de tratamiento, sino que además de la utilización de esta, posteriormente se deberán realizar otro tipo de ejercicios que abarque desde diferentes enfoques la totalidad de los déficits que presenta la persona.

Port Relacionados