Neurofisioterapia

Especialidad que previene, valora y trata alteraciones  tras sufrir daño en el Sistema Nervioso (Central o Periférico).

El objetivo de la intervención será la resolución de los problemas que presenta para mejorar la participación en su entorno familiar y social, a través de un proceso dinámico, activo y motivante que será adaptado especialmente para cada persona y en cada momento.

El proceso se inicia con una valoración inicial completa, en la que se tendrán en cuenta varios aspectos que serán importantes para la evolución física del paciente (sensibilidad y percepción, capacidades a nivel conductual y cognitivo, postura, tono muscular y postural, coordinación y equilibrio…).

En función de esta valoración y de los objetivos planteados conjuntamente con el afectado y su familia se inicia el proceso de intervención, que incluye además del tratamiento de fisioterapia, pautas y recomendaciones para el manejo en casa, de importancia crucial para la evolución (y recuperación) de la persona.

De forma general, los conocimientos del fisioterapeuta irán encaminados a aumentar la cantidad y calidad de movimiento, mejorar el control de la postura y la estabilidad, reducir la espasticidad, la fatiga y los movimientos involuntarios y temblores (si los hay), y reducir el dolor; todo ello para aumentar la capacidad funcional del paciente, permitiéndole más autonomía e independencia en su día a día.

Durante las sesiones, el fisioterapeuta utilizará abordajes de tratamiento específicos de la Fisioterapia Neurológica en los que está formado, tales como Bobath, Vojta, FNP (Facilitación Neuromuscular Propioceptiva), INN (Integración de Neurodinámica en Neurorrehabilitación)… para actuar sobre el Sistema Nervioso que ha sufrido una lesión.

De esta forma, se pretende facilitar, activar y guiar la Plasticidad Neuronal, que es la capacidad para crear nuevas conexiones o conexiones alternativas entre las neuronas para conseguir una recuperación de la función y así mejorar el potencial individual de la persona para manejarse en su entorno, repercutiendo sobre su calidad de vida y la de los que conviven a su lado.